[…] pocos días después de los enterramientos, se ha producido una escena que parece sacada de una película de terror apocalíptico, con miles de visones muertos por el suelo y otros emergiendo de la tierra como si hubieran vuelto del más allá para vengarse de sus verdugos, Todo ello rodeado de un olor nauseabundo. […]

Pero siempre hay una decepcionante explicación:

[…] Los animales fueron enterrados en fosas comunes y tapados con arena, pero no demasiada. Esto ha provocado que, con el paso de los días, los gases que se producen en el proceso de descomposición, han ido hinchando a los animales, y han ido empujando hacia el exterior a los de la parte superior de la fosa. Esta acumulación de gases, ha provocado que algunos de los animales hayan llegado a explotar y que se haya visto cuerpos de visones emergiendo de los pozos. […]

¿Desea saber más?

Comentar en