Dos equipos independientes afirman haber creado “cristales del tiempo”, un estado de la materia que se creía era imposible porque rompe la segunda ley de la termodinámica.

El cristal del tiempo es básicamente un mecanismo de movimiento perpetuo en el que partículas cuánticas se mueven de forma ordenada, automática y constante sin consumir ningún tipo de energía por toda la eternidad. Este comportamiento, el movimiento sin energía, es totalmente contrario a la segunda ley de la termodinámica.

Los dos estudios — uno de la Universidad de Delft en Holanda y otro de formado por científicos de Google, Stanford, Princeton y otras universidades — llegan a la misma conclusión. El primero dice haber creado un cristal del tiempo dentro de un diamante usando átomos de carbono. El segundo — que es mucho más grande y además escalable — lo ha creado en una simulación usando Sycamore, el supercomputador cuántico de Google.

Como apunta Quanta Magazine, los dos trabajos de investigación han sido pre-publicados y están en fase de evaluación por terceros. Y como decía Carl Sagan, las afirmaciones extraordinarias requieren pruebas extraordinarias. […]

¿Desea saber más?

Enviado por Daniel Maeso.

XTRA enviado por Yep:

Hola Wiwi, si con esto no lo flipáis yo ya no sé...

Cristales de tiempo: qué son, por qué son tan revolucionarios y cómo los ordenadores cuánticos ya nos están ayudando a conseguirlos »

Comentar en

Enviado por Yep.

Comentar en

Enviado por Yep:

Hola Wiwi, estaba yo intentando hacer galletas porq me he propuesto intentar aprender a cocinar y me preguntaba si alguien más por aquí compartiría con nosotros sus desastres culinarios. En mi caso esto es lo q pasa por no hacer caso cuando te dicen q hagas las bolas de galleta pequeñas y tú aplicas el burra grande ande o no ande. No me juzguéis mucho, desde q dejé el tabaco intento hacer cosas raras porq el estrés se me come y ahora me da por cocinar. Por cierto hago unos calamares en su tinta q os chupais los dedos. En fin, q me hago vieja. Sus quiero (matar), Yep.

No te preocupes, ya te comparto yo unas cuantas catástrofes culinarias que harán que tu fracaso no parezca tan evidente:

Continuar leyendo «»
Comentar en