[…] Ahora, las consecuencias de estas cirugías han rozado una línea roja y no puede ni andar si no es con una silla de ruedas motorizada: «Mis pechos y mi culo son tan pesados que ya no tengo tobillos porque mis piernas siempre están hinchadas», declaró.

Mary Magdalene tiene un largo historial clínico: ojos, nariz, labios, liposucciones, transferencias de grasa y la más increíble, una operación para agrandar su vagina que casi le cuesta la vida. En cuanto a los implantes, pechos y en el trasero que, por cierto, estos se les empezaron a pudrir. En su cuenta de Instagram también se puede ver cómo era Mary Magdalene antes de pasar por quirófano tantas y tantas veces. […]

¿Desea saber más?

Enviado por Dio Brando:

A esta ya la habíamos visto por aquí, quejándose de que la gente la discriminaba por su "cuerpo mejorado", pues ahora las mejoras se le están pudriendo.
Comentar en
Page 1 of 103
1 2 3 103