En realidad no fue más que la percha de Vader porque George Lucas le cambió la voz y el rostro a traición.

[…] David Prowse dice hoy que “el reconocimiento en el cine no me llegó hasta los 70 años. Mi gran frustración ha sido interpretar al mayor villano de la historia del cine y que nadie supiera que era yo. Nunca me dijeron que sustituirían mi voz, ni que en la tercera película en vez de mi rostro aparecería el de Sebastian Shaw. No me habría molestado si me lo hubieran explicado, pero nadie se tomó la molestia de decírmelo”. […]

¿Desea saber más?

Comentar en
1 2