[…] Todo comenzó hace tres años, cuando un desconocido le pidió que se tirase un pedo, se grabara y le enviase el vídeo. Lush es intolerante a la lactosa, así que sabe que si come determinados alimentos tendrá fuertes flatulencias. Lo que no sabía es que llegaría a ganarse el sueldo vendiendo contenido online en el que se la ve tirándose pedos. ¡Pero en cuanto se enteró supo cómo aprovecharlo!

Enseguida quiso aprovechar esta oportunidad y, gracias a internet y las facilidades que ciertos portales de contenido ofrecen a los usuarios, comenzó a vender vídeos en los que se tiraba pedos, algunos genéricos y otros especialmente creados para clientes que pagaban más. «Después de tres años sigo recibiendo peticiones sin parar» […]

[…] ¿Y cuánto cobra? Según ella misma ha explicado, su suscripción está en 130 libras, aunque por algunos vídeos especiales ha llegado a cobrar 2.900 libras, unos 3.300 euros. ¡Sí, por un solo vídeo! […]

¿Desea saber más?

Comentar en
1 2