Lo bueno es que sabe perdonar, unos cuantos rayos de amor y listo.

Comentar en