[…] Los condones con sabores son preservativos normales, a los que se añaden algunos aromatizantes y glucosa o glicerina para dar sabor. En realidad, ni la glucosa ni la glicerina son peligrosos, por lo que la clave […] está en otros ingredientes del propio condón.

Por ejemplo, para aumentar su durabilidad y capacidad de estiramiento contienen resina sintética de poliuretano. Cuando esta se calienta, al hervir los condones con sabor, parece ser que se liberan compuestos como el etilenglicol, que genera durante varias horas una sensación de subidón similar a la de algunas drogas. […]

¿Desea saber más?

Enviado por SuperDetective.

Comentar en