Un hombre murió en Estados Unidos al sufrir un infarto durante un operativo policial en su casa, provocado por una falsa denuncia de homicidio. El hecho se produjo específicamente en Bethpage, Tennessee, y fue la consecuencia de una trama retorcida y con ribetes ridículos. La víctima de esta historia fue Mark Herring, de 60 años, quien sufría el acoso de un joven de 20 años que pretendía apropiarse de su nombre de usuario de Twitter, para posteriormente venderlo. […]

¿Desea saber más?

Enviado por SuperDetective.

Comentar en
1 2 3 186