Cuatro de la madrugada del día de Año Nuevo: la Policía Local de Cehegín recibe una inquietante llamada desde el centro de salud de esta localidad -situada en el noroeste de la Región de Murcia-. Un paciente se está devorando a sí mismo y el personal sanitario no puede contenerlo.

La situación es de máxima urgencia y una patrulla se persona de inmediato en las instalaciones de Atención Primaria. Cuando la pareja de agentes se adentra en una de las consultas no da crédito a la escena: un ciudadano de nacionalidad marroquí, de 30 años, está totalmente ido, solo grita, y se recrea lamiéndose las heridas que se ha autoinfligido a base de mordiscos. […]

¿Desea saber más?

Comentar en