[…] Ella y su marido han ahorrado el 90% de sus sueldos en 9 años (aun con dos hijos) y se han comprado dos pisos en Nanjing.

La contrapartida es esta: sus muebles son de segunda mano, se gasta unos 13 euros al año en ropa interior y la ropa que usan se la donan amigos y familiares. Y no tienen vida social: no salen a restaurantes, al cine, de vacaciones. Y solo usan transporte público, que pagan, si pueden, con cupones. […]

¿Desea saber más?

Poco me parece en comparación con esta rata humana:

Enviado por SuperDetective.

Comentar en