[…] Para tener un negocio de lo más productivo, Matto cuida al detalle su dieta, ya que, para tener mayor número de flatulencias, come frijoles, muffins de proteínas, huevos duros, batidos y yogures durante el desayuno.

Cuando la naturaleza llama a su puerta, embotella la ventosidad en el frasco y escribe una dedicatoria al comprador. El precio de cada bote es de casi mil dólares y, según ha explicado en Instagram, asegura que puede ganar 50.000 dólares en una semana. Es más, también recibe numerosos mensajes de gente que quiere comprar sus sujetadores y bragas usados.  […]

Hace unos meses ya conocimos a otra que vivía de lo mismo

¿Desea saber más?

Enviado por Strike:

Inflatuencer empedorada.
Comentar en