[…] Este término procede de la palabra “gris” y define a las personas que no son asexuales, pero que tampoco viven la sexualidad de la forma considerada “normal”. En muchas ocasiones, se les considera más cercanos a la asexualidad, dado que son personas que en el caso de que se sientan atraídas por una persona, el sexo no suele tener un papel muy importante. Solo se sienten atraídas sexualmente en algunas ocasiones. […]

¿Desea saber más?

Enviado por SuperDetective.

Comentar en