La acusada de matar a su cuñada con un cuchillo y de prender luego a la casa en la que convivían en Torrelavega ha admitido este lunes, en parte, los hechos, ya que si bien ha reconocido que le asestó puñaladas -cuatro de la veintena que presentaba el cuerpo-, ha alegado que lo hizo porque «un científico» se lo dijo y la «programó» para que lo hiciera.

«El científico tenía mi mente en una computadora. Está cerca de mí para programarme y que haga lo que él diga», ha manifestado la procesada ante el tribunal del jurado […]

¿Desea saber más?

Comentar en