[…] Shoji Morimoto, un hombre de Tokyo que ofrece sus valiosos servicios a quien desee contratarlos. ¿Qué servicios, en concreto? Ninguno. Absolutamente ninguno. Morimoto se promociona como un acompañante silencioso y discreto. Un hombre al que pagas para que no haga nada. Y le está yendo bastante bien. […]

[…] Su modelo de negocio es simple. Cualquier persona puede contactarle por Twitter o Instagram, redes sociales en las que acumula centenares de miles de seguidores. Allí, Morimoto explica sus servicios (esencialmente ninguno) y exige un pago de unos 80€ la jornada. Formalizado el acuerdo, el contratante ya puede disfrutar de su compañía para utilizarla como mejor desee. Nada más y nada menos. […]

¿Desea saber más?

Enviado por SuperDetective.

Comentar en