Parece que cuando hay furgol no hay corona. Ni sentido común…

Comentar en