Ya habíamos visto a este indigente mental previamente por aquí.

Comentar en