[…] Uno de los operarios al ver que su vida pendía de un hilo, y ante el temor de que esa persona cortara la única cuerda que le sujetaba, se aferró rápidamente a la cornisa del edificio para no precipitarse al vacío a la vez que ambos trabajadores gritaban con todas sus fuerzas. […]

[…] Los operarios que se encontraban a una altura de 13 plantas en el momento de ocurrir los hechos, consiguieron alcanzar el suelo rápidamente y ponerse a salvo sin llegar a sufrir ningún tipo de lesión, dando aviso inmediato a la policía. […]

Enviado por Megapoitier:

Siempre he dicho que currar de cara al público es una putada porque te toca aguantar a mucho gilipollas.
Pues hoy casi que no lo veo para tanto.

¿Desea saber más?

Comentar en