[…] Es bien conocido el caso del ex tenista Boris Becker, cuyo semen fue robado por una modelo rusa con el “método hamster” para quedarse embarazada de Anna, un elaborado plan urdido por la mafia rusa para sacarle los millones al deportista en la cima de su carrera.

Una vieja conocida mía a la que llamaremos Piluca para preservar su identidad me confesó que se inseminó el semen de su novio, vertido incautamente en un condón, y, de resultas de la triquiñuela, quedó embarazada. Ahora son felices padres de un chaval de quince años, tal vez porque él nunca supo del método utilizado por su pareja para preñarse. Piluca recurrió a la jeringuilla y el condón porque su novio «no sentaba la cabeza», según me explicó.

La estratagema para hacerse con los espermatozoides de un varón es más habitual de lo que pudiera parecer. Muchas mujeres intercambian consejos en foros de internet  sobre cómo inseminarse el semen extraído de un preservativo (respuesta: utiliza un condón sin espermicida y una jeringuilla, no dejes pasar más de treinta minutos desde la eyaculación, mantén el semen a temperatura corporal, intenta la operación en tus días fértiles). […]

¿Desea saber más?

Enviado por SuperDetective.

Comentar en
1 2 3 5