[…] Lamentablemente, los gorilas de discoteca ya asentados en el territorio no están dejando entrar a casi nadie, así que las comunidades son muy cerradas y tienen muy pocos miembros. “Solo dejan pasar a las hembras, pero como ninguna se ha acercado hasta el bosque, pues no se están pudiendo aparear”, afirma el biólogo. “Pasan mucho frío porque, aunque han construido cabañas, todos se quedan esperando en la puerta”, añade Carrero.

Los expertos creen que los gorilas pasarán el otoño y el invierno en el bosque, pero con la llegada del calor migrarán a la costa para fundar comunidades de chulos de playa. […]

by El Mundo Today.

Comentar en