Y murió.

PARRIBA!